Pues gracias a WordPress y a los costes asumibles (dando grandes servicios como el chat que me acaba de permitir instalar WordPress en un dominio que a su vez hemos alojado en un servidor que ya pagábamos, aquí con cada euro hacenois malabares…) que supone tener una web… eso sí, horas las que quieras… y una web no ye hacerla, es, lo primero, idearla, diseñar su lógica general sin llegar a nivel de estilo pro porque no lo damos, pero a nivel aficionado lo hacemos… diseñar sus funcionalidades que una web se hace como herramienta no es un folleto virtual de lo que haces (desde el uso que le vemos desde Partycipa a las nuevas tecnologías claro, es una herramienta para animar, más bien facilitar (grrrr… qué verbo!) PARTICIPACIÓN!

Al lío… web creada, mañana nos ponemos a instalar un theme… algo así como el perchero en el que vas a diseñar tu robot participativo (estamos entre 2 cada uno con sus pros y sus contras… que básicamente pasan por las funcionalidades que permite y el grado de customización que hay que meterle…). Una vez instalado lo pondremos a funcionar en versión más básica pero ya con funcionalidades participativas que iremos mejorando… y de eso va esta noticia… para que quede aquí la pregunta de cómo carajo lo podemos hacer… ¿Cómo a través de una web y lo que haga falta podemos animar la participación comunitaria en salud en los municipios asturianos?

Parece ser que esto se llama Technology of Participation Facilitation Methods… el otro día le pusimos TIC social… pues nada, aquí nos quedamos aprendiendo un poco de ello 😉

Qué de horas nos pasamos aprendiendo cosas que necesitamos para hacer lo que imaginamos…