Basta con ver el final del vídeo y toda la gente a la que Olga implicó en este mapeo que organizó para hacerse una idea del valor de esta experiencia partycipativa de libro, un gusto poder haber podido aportar un granito de arena 😉